jueves, 2 de noviembre de 2017

Zapatos de película

Cuando elegimos una película para ver generalmente nos fijamos en el género al que pertenece, los actores que participan y las críticas que tiene. Pero un film es mucho más que eso, muchísimos elementos se conjugan para darle su impronta y lograr el éxito, entre ellos, el vestuario y el calzado que utilizan los personajes, algunos tan llamativos que logran alzarse  con el protagonismo de la historia.
Como ejemplo, estos diez pares de zapatos forman parte del legado de la industria cinematográfica.

 
El primer e indiscutido lugar es para el zapatito de cristal de la película de Disney “La Cenicienta”, que la protagonista pierde al bajar las escaleras y recupera de manos de su Príncipe Azul. 

                  

Con motivo del 62º aniversario de la película, Louboutin lanzó una serie limitada de este calzado para la mujer real.

                   

Todos los zapatos llevan consigo cierta magia, pero no hay mejor ejemplo de esto que las ballerinas rojo rubí que usaba Dorothy en “El mago de Oz”. Hoy se exponen en el Museo Victoria & Albert de Londres.

                  
Estos zapatos no se hicieron famosos por aparecer dentro de una película sino por ser los protagonistas del póster de difusión de un film ícono del mundo fashion, “El diablo viste a la moda”. Rojos y con el taco en forma de tridente, identifican el poder que los tacos altos le otorgan a la mujer.



  

             
La “María Antonieta” de Sofía Coppola se encarga de desplegar una gran cantidad de zapatos, uno más lindo que el otro, cada vez que se viste. En tonos pasteles y con los ornamentos característicos de la época, estas piezas de culto pertenecen a Manolo Blahnik, quien los realizó exclusivamente para la película.

 Si hablamos de zapatos es imposible no nombrar a una mujer que los revalorizó y  los puso en un pedestal, Sarah Jessica Parker. En su rol de Carrie Bradshaw, la protagonista chic de “Sex & the City”, se dio el gusto de usar las creaciones de los principales diseñadores de este rubro y de inmortalizar varios ejemplares.


Cómo olvidar los "Manolo" que llevaba cuando se casó con Mr Big en la película. Son unos exclusivos stilettos de seda azul con un broche rectangular de Swarovski llamados Hangisi.

  

Otro de los modelos que logró imponer son los Loca Studded pumps de Brian Atwood. De color lila, con tachas doradas, costados transparentes y tacos infartantes, los usa para ir caminando por la calle en la segunda edición de la película.


  

            Las botas negras de caña alta que lució Julia Roberts en “Pretty Woman” contribuyeron a darle el toque sensual y provocativo que su personaje necesitaba. Este tipo de calzado se convirtió en uno de los más sexys pero no apto para todas, está reservado para la que tienen  piernas largas y se animan a todo.

        En esta lista tampoco podía faltar Marilyn Monroe y los zapatos que ayudaron a inmortalizar los vestidos de sus películas. Diseñados por Salvatore Ferragamo en número 37 y medio, se destacaron dos pares.


            Las sandalias blancas que se dejan ver cuando el increíble vestido que lleva en “La comenzón del séptimo año” se levanta. De taco medio, con dos tiras en el empeine y una que sostiene el zapato en el talón.

                                                       
        Y los stilettos clásicos de piel blanca con taco de 11cm que uso en una de las primeras escenas de “Something`s got to give”, su última e inacabada película.

                                     
          Otros zapatos que sirvieron de inspiración son los que aparecen en el póster de la película “Tacones lejanos”(1991) de Pedro Almodóvar, son negros, con plataforma, pulsera en el tobillo y el taco tiene la forma de un revolver.  


Karl Lagerfeld los llevó a la pasarela para acompañar la colección Crucero 2009 de Chanel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gustó este post además de escribir un comentario hacé click en la publicidad para ayudarme a mantener el blog! Muchas gracias!!