jueves, 12 de octubre de 2017

Los 10 vestidos más famosos del cine

           No podemos negar que el cine hace historia, inmortaliza actores, emociona y contribuye a que ciertas prendas se constituyan como grandes íconos de la moda, esos que nadie puede omitir ni olvidar.
            Como muestra de ello elegí estos 10 vestidos que se perpetuaron en el tiempo y son fuente de inspiración para muchas mujeres a la hora de elegir su vestuario para una fiesta.

             El vestido blanco que Marilyn Monroe lució en “La comezón del séptimo año” (1961) dejó su huella en el mundo de la moda dando origen a un modelo de escote y vestido, el Marilyn. La escena en la que la actriz aparece parada sobre la rejilla de ventilación del subte de Nueva York sosteniendo la pollera que se le vuela, dio varias vueltas al mundo y sigue en viaje. La prenda se subastó en 3,2 millones de euros.

 

Y dieron el SÍ.. Los vestidos de novia más importantes de la historia


     Llegó el día tan esperado, el momento de dar el SÍ, y mientras algunas se preocupan por el vestido, la fiesta, el salón, los invitados…, otras disfrutan de bodas llenas de glamour y resonancia mundial.

      La unión de Lady Di y el Príncipe Carlos, celebrada en 1981 en la Catedral londinense de Saint Paul, fue sin dudas el acontecimiento de repercusión internacional más grande de la historia. Toda Inglaterra festejó en las calles, los vecinos adornaron sus fachadas y 700 millones de personas siguieron la ceremonia en vivo por televisión. El vestido de Diana fue copiado por todas las mujeres que se casaron ese año y ella se convirtió en un ícono indiscutido de elegancia y clasicismo.


martes, 10 de octubre de 2017

¿Qué color me queda mejor?

         A la hora de vestirnos hay colores que nos favorecen más que otros. Para vestirnos con los colores adecuados y vernos llenas de luz, debemos tener en cuenta nuestro color de cabello, de ojos y de tez.

*Morenos de tez blanca: los favorecen los tonos pasteles, rosas y azules pálidos, colores 
oscuros como el azul marino, el rojo y el verde intenso.

¿Qué vestido me pongo si tengo brazos finos?

Si a la hora de ponerte un vestido tenés problemas porque tus brazos parecen super finos, la solución está en buscar mangas con decorados. Las mangas abullonadas, los volados, puntillas, encajes y diferentes estampados generan, gracias a la ilusión óptica, brazos con más volumen.

¿Qué vestido me queda mejor si tengo piernas finas?

Las piernas muy finas exigen que el largo del vestido sea por debajo de las rodillas y, de ser posible, termine con volados, frunces o varias capas de tul para generar mayor volumen en la zona. 
Otra opción es que el vestido tenga detalles en la parte superior y principalmente en el torso para llevar la mirada hacia ese lado desviándola de las piernas. 
Los zapatos con pulsera, que se atan en los tobillos, hacen que las piernas parezcan más gruesas.

¿Qué vestido me queda mejor si tengo caderas anchas?

         Un mal corte o un estampado errado en un vestido pueden hacer que las caderas anchas se vean exageradas. 
             Los cortes rectos y tejidos livianos crean el efecto de caderas más estrechas, mientras los tejidos más pesados hacen que esa parte del cuerpo luzca más voluminosa. Para disimular nada mejor que las faldas vaporosas o tableadas, los vestidos en línea A y los strapless.


¿Qué vestido me queda mejor si soy alta?

En cuanto vestidos, las mujeres altas se verán bien con estampas grandes y rayas horizontales anchas, sin correr el riesgo de achatar la silueta. También les sientan bien los vestidos con corte imperio y cintura marcada, y el largo chanel o hasta el piso.


¿Qué vestido me queda mejor si tengo algunos kilitos de más?

Optar por estampados delicados y colores oscuros ayuda a disfrazar visualmente los kilitos que sobran. Son buenas opciones los vestidos que entallan abajo del busto y los que tienen faldas drapeadas. 


¿Qué vestido me queda mejor si soy petisa?

Los estampados pequeños, geométricos, las rayas verticales y el color uniforme son ideales para los vestidos de las mujeres de menor estatura, quienes también se verán muy bien con minifaldas, minivestidos y bermudas que alargan la silueta.


¿Qué vestido me queda mejor si tengo hombros anchos?

Los hombros muy anchos pueden ser disimulados con vestidos con breteles  medianos, mangas cortas o de tres cuartos, que dan la sensación de hombros más estrechos. Además, los vestidos con adornos de la cadera para abajo captan la mirada hacia ese lado, distrayéndola del sector de los hombros.