jueves, 15 de junio de 2017

Las perlas



           Las relacionamos con las damas, ya que se dice que “un collar de diamantes es el mejor amigo de una muchacha pero un collar de perlas es el sello de una dama”.
Los diamantes sugieren una compensación por los servicios prestados, en cambio, las perlas emanan un brillo sutil, discreto, que hace que puedan ser usadas hasta en el desayuno.
Las perlas deben ser el último accesorio que una mujer debe ponerse antes de salir de la casa y lo primero en sacarse al regresar, ya que se arruinan con el perfume, el aceite, el cloro, el fijador para el cabello y la transpiración. Por este motivo, se las debe limpiar con un paño suave después de cada postura.
Las perlas son un derivado de las funciones corporales de los bivalvos y no necesitan ningún pulido ni terminación para lucir imponentes, esto las ha convertido en un símbolo poderoso de la pureza y la inocencia
Si bien las perlas se asocian con el color blanco, pueden ser de todos los tonos, incluyendo el rojo, el rosa, el amarillo y el negro.
Chanel transformó la asociación de las perlas con el nivel social y la riqueza en un placer al que podían acceder todas las mujeres. Usaba una combinación de perlas reales y falsas, con un vestido negro, con pantalones, con las faldas de volados que diseñó en los años treinta y con los elegantes trajes que creó en los años cincuenta. Como señaló Christian Dior: “con un suéter negro y un collar de perlas de diez vueltas Chanel revolucionó la moda”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gustó este post además de escribir un comentario hacé click en la publicidad para ayudarme a mantener el blog! Muchas gracias!!