lunes, 7 de agosto de 2017

¿Cuándo usar un vestido corto?

Además de las ocasiones que requieren ropa de etiqueta, existen otras en las que se debe llevar un vestuario de media etiqueta, es decir, un vestuario formal que no llega a la rigurosa etiqueta. Éste podrá estar compuesto por un traje oscuro para los hombres y por un vestido corto o de cóctel, dependiendo del momento del día, para las mujeres.

El vestido corto es utilizado en los eventos que se desarrollan durante el día. Su largo debe ser hasta la rodilla o un poco por encima de ella, pero nunca debe llegar al largo de una minifalda.





         Su corte debe ser clásico, siempre conservando la elegancia, de escote discreto y espalda poco descubierta o totalmente tapada. Su material de confección dependerá de la temporada, pudiendo ser desde lana hasta lino.
Se confeccionarán en colores pasteles como rosa, celeste, amarillo, verde, beige y blanco. Admiten menos lujo en sus telas que los vestidos de noche, sólo podrán llevar algunos detalles muy discretos de bordados o piedras. Hay que evitar usar lentejuelas, plumas y diseños más apropiados para la noche.





Con este tipo de vestido los complementos tienen un papel fundamental: se pueden usar joyas o bijouterie de diseños atrevidos y elegantes sombreros de diseño vanguardista, siempre teniendo en cuenta su combinación con el vestido.
Siempre, incluso en verano, es mejor acompañarlo con medias de nylon para estilizar las piernas. Los zapatos deben ser de media altura y los bolsos pequeños o medianos de muy diversos materiales.
           El maquillaje puede realizarse en colores más vivos y atrevidos que los utilizados para la noche.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gustó este post además de escribir un comentario hacé click en la publicidad para ayudarme a mantener el blog! Muchas gracias!!