martes, 21 de marzo de 2017

El Cuadrilátero de la moda de Milán

      La moda sigue tomando formas geométricas en terreno europeo. Ya vimos el Triángulo de la Moda de París y ahora llegamos al Cuadrilátero de la Moda de Milán, en el que se encuentran las más glamorosas marcas de indumentaria y calzado del mundo.
    El Cuadrilátero debe su nombre a la delimitación que le confieren cuatro de las principales calles de Milán: Via Monte Napoleone, Via Alessandro Manzoni, Via della Spiga y Via Sant`Andrea, que junto a sus pequeñas callecitas interiores conforman un cálido espacio en el que uno puede perderse tranquilamente mirando las últimas tendencias de la moda.
                              


      Caminar por Via Monte Napoleone es una experiencia por demás agradable. Los italianos   nos envuelven con su idioma y sus vestuarios impolutos y nos hacen sentir como en casa.
     Una de las primeras marcas que encontramos es Sergio Rossi, con zapatos, botas eternas y carteras bordadas con arabescos.



      Más allá, Versace y su espectacular vidriera teñida de tonos verdes y amarillos luminosos. 



  

Con accesorios con tachas...


       Y conjuntos de pollera, top y chaqueta estampados con motivos del fondo del mar, los mismos que veíamos en la presentación de la colección.



      En Via Sant`Andrea encontramos otra gran boutique de Chanel que recrea el fondo del mar. Sus clásicos vestidos cortos color claro se combinan con accesorios suntuosos y sandalias doradas con medias negras cortas, nada elegantes!!


      Moschino con una vidriera por demás original con un arlequín con cuerpo de ropero del que se asoma uno de los vestidos de la colección.


   El paradigmático diseñador italiano Gianfranco Ferré exhibe camisolas amplias con chaqueta incluida y cinturones anchos que ciñen la figura.

 


     Uno de los reyes indiscutidos de los accesorios, Roger Vivier, con dos propuestas: por un lado una línea de calzado clásica con originales apliques, y por otra una colorida selva en la que se mimentizan carteras, zapatos, insectos, bichos y vegetación.


      Al doblar por Via della Spiga, la hija mimada de Prada, Miu Miu y su calzado con altísimas plataformas de corcho.


Más allá, Tod`s embarca sus carteras y zapatos en un botecito que sale de pesca. 


Como salida de la película, Tiffany & Co con una gran variedad de joyas. 



Dalia Chair juega con el tapizado de distintas sillas para confeccionar vestidos al tono.





      Con colores llamativos y poco estampado Roberto Cavalli colma las vidrieras con vestidos largos y amplios con un profundo tajo en la pollera, que se distinguen por el original diseño que llevan en los hombros.




 


        Y en la esquina de Via Santo Spirito y Via Monte Napoleone nos encontramos con la vidriera de un grande, Valentino que recrea el guardarropas femenino que todas quisiéramos tener en casa. Grandes espejos y pequeños cajones que guardan todo tipo de accesorios y vestidos colgados en perchas esperando ser usados. Los diseños, clásicos pero con estilo en negro y rojo, como no podía ser de otra forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gustó este post además de escribir un comentario hacé click en la publicidad para ayudarme a mantener el blog! Muchas gracias!!