jueves, 12 de octubre de 2017

Y dieron el SÍ.. Los vestidos de novia más importantes de la historia


     Llegó el día tan esperado, el momento de dar el SÍ, y mientras algunas se preocupan por el vestido, la fiesta, el salón, los invitados…, otras disfrutan de bodas llenas de glamour y resonancia mundial.

      La unión de Lady Di y el Príncipe Carlos, celebrada en 1981 en la Catedral londinense de Saint Paul, fue sin dudas el acontecimiento de repercusión internacional más grande de la historia. Toda Inglaterra festejó en las calles, los vecinos adornaron sus fachadas y 700 millones de personas siguieron la ceremonia en vivo por televisión. El vestido de Diana fue copiado por todas las mujeres que se casaron ese año y ella se convirtió en un ícono indiscutido de elegancia y clasicismo.



     El casamiento de Jacqueline Bouvier y el futuro Presidente, John Fitzgerald Kennedy, fue celebrado por la alta sociedad norteamericana en 1953. Con su elegante vestido de tafetán marfil acompañado de un largo velo y llamativas joyas, “Jackie” dio origen a un look que permanece hasta nuestros días como sinónimo de buen gusto.


Con más periodistas que invitados, la unión de la actriz Grace Kelly con el Príncipe Rainiero de Mónaco fue catalogada como La Boda del Siglo. El vestido de la novia estuvo inspirado en el vestuario de su última película, “Alta sociedad”, y fue un regalo de la compañía MGM. Grace estuvo siempre a la altura de su adquirido título de Princesa y, en contra de todas las previsiones de la alta sociedad, la pareja tuvo un matrimonio feliz.


       
      Otra boda real que dio que hablar fue la del Príncipe Felipe de Borbón y la periodista Leticia Ortiz, quien es considerada la más elegante de la corona española. El matrimonio se celebró en la Catedral de la Almudena de Madrid y el traje de novia fue elaborado por el famoso diseñador español Manuel Pertegaz. De línea princesa, con escote en pico y cuello corola, lo que más se destacó del vestido fue su cola de 4,5 metros bordada con motivos heráldicos.



    
     Mitad argentina, mitad holandesa, la boda del Príncipe Guillermo y Máxima Zorreguieta es sinónimo de amor sin fronteras. La pareja contrajo matrimonio en Ámsterdam ante el mundo entero y 80 mil personas que hicieron guardia toda la noche en la plaza Dam esperando su saludo desde el balcón del Palacio Real. La ceremonia cumplió con las expectativas de elegancia y ‘glamour’ que había despertado y se destacaron los sombreros, pamelas y tocados que exhibieron las invitadas.



La tradición de la corona Sueca indica que las bodas deben celebrarse los 19 de junio, y ese fue el día que la Princesa Victoria contrajo matrimonio con quien fuera su personal trainner, Daniel Westling. Luego de la ceremonia, los novios se dirigieron al Palacio Real en una majestuosa barcaza de reminiscencias vikingas. Esta unión fue apodada “La boda verde”, ya que por motivos medioambientales, los príncipes pidieron que no se tiren globos ni fuegos artificiales.

       
 Dejando de lado la realeza, en nuestro país también pudimos disfrutar de bodas grandilocuentes que contaron con una gran difusión mediática, como la de Palito Ortega con Evangelina Salazar y Susana Giménez con Huberto Roviralta.

       Sin embargo, la boda por la que más ha pagado un canal de televisión argentino fue la celebrada entre la modelo Valeria Mazza y su representante, Alejandro Gravier. La ceremonia incluyó la lectura de una bendición enviada por el Papa Juan Pablo II y el invitado principal fue el glamour: la modelo lució un vestido de Giorgio Armani, con un velo de casi 5 metros y los recién casados se trasladaron a la fiesta en una carroza tipo Cenicienta digna de la Realeza. A pesar de esto, y pasar sacar de la duda a mis alumnas, la hora en la que se realizó la ceremonia reclamaba un novio vestido de frac, no de jacket como lo hizo.


3 comentarios:

  1. El vestido màs impresionante y divino es el de la Princesa Lady Diana, que a pesar de todo, es y serà la mujer que se gano a todo el mundo con su carisma y las obras que hizo, su legado no se olvidarà nunca.

    ResponderEliminar
  2. Muy linda crónica de los casamientos y las novias que están en el inconsciente colectivo.
    Me encantan tus artículos.Buen material gráfico.
    Adelante Romina!
    Te sigo,siempre,
    Estela flores

    ResponderEliminar

Si te gustó este post además de escribir un comentario hacé click en la publicidad para ayudarme a mantener el blog! Muchas gracias!!