viernes, 15 de abril de 2016

Audrey Hepburn, ícono de la moda


        Audrey Hepburn es una de las actrices más reconocidas de la industria cinematográfica.
    A pesar de su extrema delgadez y su frágil apariencia Audrey logró revolucionar los cánones del cine y la moda a partir de los años 50.
     Supo imponer peinados que todas las mujeres imitaban. Por una parte, puso de moda el pelo corto y por otra, la cola de caballo, ambos acompañados de su tradicional flequillo al ras de la frente.
      En su rostro angelical también se destacaban sus cejas, muy tupidas, que enmarcaban sus ojos grandes.


     Para el día elegía un look muy sencillo y descontracturado, se destacó por utilizar pantalones skinny, hasta el tobillo y super pegados al cuerpo, que combinaba con camisas blancas y sus infaltables ballerinas.



Para el invierno vestía poleras y abrigos largos estilo trench con cinturón ancho.


  
     Para la noche, era fanática de los vestidos largos con cortes asimétricos que dejaban ver sus hombros, a los que acompañaba con guantes largos, zapatos altísimos y mini clutch.
     Siempre prefirió los colores neutros, como el negro, el blanco y el beige, y si tenía que usar algún color se inclinaba por los tonos pasteles. 

  
    En cuanto a joyas siempre fue muy sencilla y sus preferidas eran las perlas, tanto para aros como para collares, raramente se la veía con alguna joya llamativa.

 


       En cambio, le encantaba llamar la atención poniéndose pañuelos en la cabeza y utilizando lentes de sol super grandes, como el modelo Wayfarer de Ray-Ban que los usó en Desayuno con Diamantes y se convirtieron en el modelo de lentes de sol más vendido de la historia.



  
     Aunque muchos diseñadores soñaban con vestirla, se convirtió en la preferida de Givenchy, quien le diseñó el vestuario para todas sus películas, entre las que se destacan Sabrina y Desayuno en Tiffany`s.
      El vestido principal que usó en Sabrina era strapless, ceñido al cuerpo, hasta el tobillo, con una gran sobrefalda, era blanco y tenía flores negras estampadas y lo llevaba con guantes blancos largo hasta el codo y zapatos negros.


Y en “Desayuno en Tiffany`s” lució un vestido negro largo, con cuello redondo y espalda con recortes decorada con perlas originales, que acompañaba con guantes negros largos. Se utilizó en la película con el único objetivo de resaltar el brillo de las joyas y luego se estableció como uno de los grandes clásicos de la moda, el vestidito negro que todas debemos tener. 

  

    La relación que Audrey tenía con Hubert de Givenchy era tan profunda que él creó un perfume inspirado en ella, L`Interdit. Se trata de una fragancia floral-frutada-amaderada que en un principio sólo podía ser usada por Audrey pero con el tiempo se vendió al público en general.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gustó este post además de escribir un comentario hacé click en la publicidad para ayudarme a mantener el blog! Muchas gracias!!