miércoles, 5 de abril de 2017

Louis Vuitton y Marc Jacobs en Les Arts Decoratifs

          Quienes vayan a París antes del 16 de septiembre de este año no pueden perderse la muestra de estos dos genios del mundo de la moda, interesantísima no sólo por los diseños que se presentan sino también por la creatividad con la que se emplazan y sorprenden al público.

         La muestra expresa el estilo de cada diseñador, marcando el clasicismo de Louis Vuitton y el excentricismo de Marc Jacobs, y a su vez plantea a la perfección la mezcla de estilos que se puede ver a partir de 1997, cuando Marc Jacobs se convierte en Director de Arte de la firma Louis Vuitton.

       Al iniciar el recorrido nos encontramos con una gran vidriera con maniquies que se mueven y giran sobre sí mismos mostrando diferentes modelos de vestidos de fiestas del siglo XIX y también qué llevaban las mujeres debajo de ellos.




 

          Dos grandes paneles vidriados exponen vestidos y accesorios de muñecas de finales del siglo XIX.
  


       Después, un gran sector dedicado a las antiguas valijas, baúles y arcones de forma rectangular de la firma Louis Vuitton. Desde diseños clásicos y sencillos a grandes estructuras con compartimentos para guardar todo tipo de prendas y accesorios. Herrajes y correas para ajustar super seguros.
         Siempre se mantienen los tonos marrones y beige de la loma Damier, marca registrada de la empresa, en diferentes estampados y combinaciones a rayas o con los famosos monogramas. 






        Dentro del sector, una vidriera muestra dos arcones con compartimentos en los que podrían ponerse las prendas masculinas y femeninas que se emplazan en la pared con textura de radiografía.

 



         También se muestra uno de los tejidos con los que se forraban las valijas, blanco a rayas.



      Más tarde, el diseño en esencia pura nos sorprende gratamente con prendas de colecciones pasadas que se exponen y dejan con la boca abierta a todo el que está recorriendo la muestra.


        Este conjunto de short y casaca con brazos de piel negra que lució Kate Moss en el desfile de otoño-invierno 2011/2012 se exhibe dentro de una jaula en un maniquí que representa a una pantera negra que quiere cortar los barrotes.

           En un círculo totalmente iluminado, los maniquíes que lucen las prendas de la firma giran y aplauden simulando el final de desfile de la temporada.
                          


  
         Otras prendas se exhiben en maniquíes con cabezas tapadas con elementos coloridos y voluminosos.



       Para la revista Vogue EEUU en 2003, se crearon estos encantadores vestidos que recreaban a la perfección los colores del Monogram Multicolor. Este monograma fue creado por la empresa con la colaboración del artista Takashi Murakami y consistía en los clásicos LV y flores de cuatro pétalos que decoran bolsos y maletas pero en vez de en marrón y beige, en tonos azul, amarillo, verde y rosa emplazados sobre lonas blancas y negras, las cuales hoy en día son uno de los clásicos de la firma.


          En la muestra, cada uno de los vestidos es utilizado por cinco maniquíes cuyas cabeza desaparecen en un hueco iluminado de la pared. Cada uno de ellos tiene en la mano una de las bolsas de lona blanca y complementa el atuendo con zapatos negros. Sobre la pared de fondo, un corte de lona blanca y otro negro estampados con el Monogram Multicolor.



         Sobre un fondo negro con letras fucsias se ubican maniquíes en las más complejas poses que muestran distintos diseños.


            La forma más original de mostrar zapatos que he visto: una rueda que gira con 6 pares de piernas con calzas negras y zapatos originales. A medida que gira la rueda, la piernas se abren y se cierran. 


          Otra forma interesante de exhibir las prendas, en este caso los maniquies tienen cabezas de animales, patos, cabras, cocodrilos, ñandúes.



         La alta costura también dice presente con estos dos vestidos puestos en una vidriera con fondo espejado.


        Tengo que admitir que es el sector de la muestra que más me llamó la atención. Estos cinco maniquíes plateados con cabeza de globo lograron deslumbrarme. Cuatro de ellos sentados y el otro sostenido en el aire, levitando. Además, los vestidos y accesorios que tenían puestos eran divinos!!



 

  
        Casi llegando al final, la bolsa Speedy nos revela su practicidad y liviandad para ser transportada.


         Y una gran vidriera con casi 40 diseños de carteras lleva mis ojos hacia todas y ninguna, es increíble tener tantas LV juntas!!



           Una de las primeras que se pueden ver es esta bolsa rosa y verde agua de la colección primavera-verano con el monograma Duffle.


 


       Las 12 enfermeras del desfile Primavera-Verano 2008 llevaban en la mano bolsas de lona con el Monograma Chistes creado en colaboración con Richard Prince y en la cabeza, gorros con letras que armaban el nombre Louis Vuitton.

     

        Al término de la muestra, 5 de esas enfermeras nos despiden y la última nos saluda con la mano!




           Y un Marc Jacobs en miniatura gira con un cartel que dice "Bye Guys!"


          Por los comentarios que había escuchado esperaba ver esta muestra tanto como la Torre Eiffel, y sinceramente no sólo colmó mis expectativas sino que las superó ampliamente. Un ejemplo de creatividad al 1000%, de mostrar las cosas de manera interesante y llamativa, espectacular!! Si pueden ir a París, no se la pierdan!

             En este link podrán ver más info de la muestra

            Y en este dos videos, uno de la muestra en sí y otro de cómo se armó

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gustó este post además de escribir un comentario hacé click en la publicidad para ayudarme a mantener el blog! Muchas gracias!!